20 C
San Martín
lunes, marzo 1, 2021

Un entramado familiar de telenovela detrás del crimen de la beba en Rivadavia

Más vistas

Controles viales durante el fin de semana largo

Habrá  puestos de dosaje de alcoholemia en toda la provincia. En el marco de las habilitaciones para realizar actividades por...

San Martín: “Nos dicen que no tienen plata para darnos un bono, pero tienen 200 millones guardados”

Expresó en comunicación telefónica con FM Regional 106.9 Mauricio Rojas, empleado municipal de la Comuna sanmartiniana. Luego darse a conocer...

Santa Rosa “Activa tu primer empleo”

240 jóvenes participan del programa "Activa tu primer empleo" en Santa Rosa. En la Jornada de hoy la Intendenta Municipal...


Parejas cruzadas y violencia de género son el trasfondo del asesinato de Naiara Ortiz. Su madre y el novio ya están en la cárcel. Las pericias al cuerpo de la víctima contradicen sus declaraciones.

Un extraño entramado familiar, que no excluye la violencia de género, tiene de trasfondo el crimen de Naiara Ortiz, la beba de 1 año y 9 meses que murió el domingo en un hospital de Este tras recibir una brutal golpiza.

Ya están en la cárcel su madre, María Isabel Ortiz (27) y el novio, Miguel Ávila (35), imputados por homicidio agravado por alevosía, además del agravante del vínculo en el caso de la mujer.

Durante la declaración que hizo Ortiz ante la fiscal Valeria Bottini y su superior, el jefe de la Fiscalía de Rivadavia-Santa Rosa, Mariano Carabajal, dio una versión de los hechos, afirmando que la nena se había caído dos veces.

La sospechosa detalló que la primera caída fue en la finca donde vivía el novio, en el distrito Los Campamentos, donde la pareja y la niña estuvieron entre el 13 y el 20 de junio, según contaron dos testigos.

Según la acusada, la bebé cayó el miércoles 17 por la tarde a una pileta sin agua que tiene una profundidad de 30 o 40 centímetros. Aseguró que la caída fue de espaldas, mientras jugaba sola.

La segunda caída -siempre, según la madre- se produjo en la finca del distrito La Colonia, donde ella vivía con su hija y su padre. En este caso, la caída fue sobre unos palos de una viña y, como la primera, de espaldas.

En su declaración, la sospechosa afirmó que cuando llevó a su hija la hospital Saporiti nunca habló de las caídas sino de vómitos y deshidratación.

El médico forense estableció que la causa de la muerte fue un shock hipovolémico producido por las graves lesiones internas. Los traumatismos se habrían producido con un “objeto contundente” y tal vez también con golpes de puño.

Las lesiones están localizadas: un golpe en la cabeza, tres costillas quebradas y desgarros importantes en el hígado, los riñones y los intestinos.

En ningún caso, salvo el golpe en el cráneo, la prueba científica coincide con la versión de la madre.

Los tiempos tampoco coinciden. Ella dijo que las caídas se produjeron el miércoles y el sábado, pero la pericia sostiene que los golpes se ocasionaron 24 o 48 horas antes, es decir, el viernes (cuando estaba en la finca donde vive el novio) y el sábado (cuando estaba en la finca de ella).

La Justicia no ha podido determinar el lugar donde se produjeron las lesiones.

Parejas cruzadas y violencia de género

Además de la nena fallecida, Isabel Ortiz tiene dos hijos varones de otro matrimonio.

En el expediente del homicidio todavía no consta por qué ni cuándo la Justicia de Familia decidió quitárselos y darle la custodia al padre biológico.

El entramado familiar del caso es casi de telenovela: el ex marido de Ortiz vive en Rodeo del Medio con su actual pareja y con los dos hijos que tuvo con la imputada.

La mujer es tía de Isabel Ortiz y a la vez tuvo una relación con Miguel Ávila (ahora imputado por el crimen de Naiara), que terminó mal.

De hecho, Ávila fue condenado a 6 meses de prisión por un caso de violencia de género, luego de que su ex -es decir la actual pareja de ex de Isabel Ortiz- lo denunciara por golpearla.

Por ahora, todo esta situación no ha tenido mayor relevancia en el expediente judicial, aunque habrá que esperar a que todos declaren.

Tras ser imputada por homicidio agravado por alevosía el miércoles, la pareja quedó en la órbita del Servicio Penitenciario. Allí permanecerán con una custodia especial para evitar el contacto con otros internos que pudieran querer “ajusticiarlos”.

Los investigadores esperan la pericia psicológica de Ávila y ya tienen en su poder la de Ortiz.

“No hay repercusión afectiva en relación al hecho. Si bien no es peligrosa, en un ámbito familiar podría serlo por sus carencias afectivas”, consta en los análisis a los que fue sometida la madre de la pequeña fallecida.N: L A

- Promoción -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas

San Martín: Robaron 350 mil pesos y fueron detenidos

El hecho de inseguridad se registró a las 21.30 cuando empleados estaban cerrando el local, ubicado en avenida Alem...

Accidente en Uspallata, una víctima fatal.

El hombre de 54 años, oriundo de Rivadavia, protagonizó un accidente en Uspallata donde quedó atrapado en el vehículo y murió Un camionero murió en...

Una pantalla ubicada en el ingreso a la Ciudad de Mendoza, tiene como principal fin la identificación de patentes.

Muchos conductores se sorprendieron al ver un gigantesco cartel electrónico rodeado por cuatro cámaras sobre el ingreso a la Ciudad de Mendoza. El mismo cuenta...

10 mil contagios por Covid-19 y festejo de gol

En la pantalla de TN se mostró un hecho muy fuera de lugar, carente de todo, o no. Algo que para analizar en frío. La...

Agosto, mes de celebraciones y gran devoción en SANTA ROSA

DepartamentalesSanta Rosa Cada año, durante este mes, los santarrosinos se preparan para honrar y homenajear a Santa Rosa de Lima, Patrona del departamento. En Conferencia...
- Publicidad -

Seguir leyendo

- Publicidad -